El tiempo - Tutiempo.net

Financiar las comprar en cuotas ya no conviene porque los intereses anuales están por encima del índice de inflación. Hasta los planes del Gobierno tienen recargo que varía según el monto y cantidad de cuotas elegidas.

Las ofertas en pagos sin interés con tarjetas de créditos son cosa del pasado. Hasta los planes del Gobierno, como Ahora 3, 6 y 12, también tienen recargos. Para los planes de pago en cuotas con interés, el costo financiero total (CFT) ya ronda el 150% anual, pero puede variar según el monto y la cantidad de cuotas elegidas.

El CFT incluye la tasa de interés, en términos anuales, más todos los costos que genera la financiación en cuotas, como seguro de vida; IVA sobre intereses y otros cargos comunes sobre el precio de contado, el cual suele ser menor al de lista.

De acuerdo a un cálculo realizado por la empresa Increase, especializada en administrar los pagos con tarjetas de grandes cadenas y pequeños locales, lo que cobra un comercio para trasladar el costo de vender con financiación depende de la cantidad de cuotas y la tarjeta con la que se haga la operación.

Por ejemplo: para trasladar al precio de venta el costo de financiamiento de 12 cuotas, un comercio debería sumar un 70% al costo del producto. Pero si la venta es en 3 cuotas, el porcentaje a sumar se limita a 16%.

Con todo, estos niveles de costos de financiación están comenzando a impactar en el stock de saldo a pagar de las compras a plazo con tarjetas.

Durante el mes pasado, por ejemplo, la operatoria registró un saldo de $380.892 millones, lo que significa una disminución del 0,6% respecto al cierre del mes pasado, según un relevamiento de la consultora First Capital Group.

El crecimiento interanual en términos nominales llegó al 21,6%, no sólo muy inferior al del CFT, sino también de la inflación interanual que fue 55,8%.

Fuente: Infobae