El tiempo - Tutiempo.net

Así lo manifestó Adrián Campos delegado de la junta interna de ATE Punta Loyola. El trabajador fustigó duramente a los funcionarios que festejaban el embarque de carbón. 'Son los mismos que nos trataron de ladrones, de militantes, y los que obligaron a 500 compañeros a dejar la empresa', dijo.

Luego de las consabidas fotografías y declaraciones periodísticas a distintos medios que llegaron hasta el complejo ferro portuario de Punta Loyola, Adrián Campos, delegado de los trabajadores de YCRT se manifestó crudamente en las redes sociales, esto escribió: "Hoy la intervención de YCRT, después de estar más de 2 años sin saber que hacer trata de vender el carbón de Río Turbio a Brasil", inició Campos.

"Es gracioso ver a toda la cúpula dirigencial (Omar Zeidán, los Lumachi, etc) y parte del arco político (senador Costa, diputada Reyes, diputado Lozano, etc. ) en el muelle de Punta Loyola alabando la tarea realizada por los trabajadores", continuó.

"Esta misma gente fue la que no confiaba en las capacidades de los operarios de la empresa, la que nos trató de ladrones, de simples militantes, y los que obligaron a más de 500 compañeros a dejar la empresa", arremetió.

"Somos casi 2000 compañeros- continuó el trabajador- , queremos vender energía, no carbón, porque si le hacemos caso a este gobierno de porquería no vamos a lograr la SUSTENTABILIDAD vendiendo el carbón a mitad de precio(?), sin un mercado-comprador continuo y regular", analizó.

"Necesitamos una gestión empresarial que luche a la par de los compañeros para conseguir un mayor presupuesto nacional donde, además de garantizar las inversiones y los sueldos de los activos, paguen la deuda que tienen a los jubilados (desde julio del 2018 que no cobran algunos) entre otras cosas, y no que se preocupe de atacar nuestro Convenio Colectivo de Trabajo. Basta de agrandar (porque ya la generaron) la grieta, esa diferencia del "Uds" y "Nosotros". La empresa es del estado y el estado somos todos", fustigó.

Finalmente añadió: "Pasaron más de 5 años de la última carga de carbón a un buque. Son pocos los que conocen como se armó la Planta de Loyola. Sobró voluntad y sacrificio por parte de la gente de Loyola. Faltó compromiso y seriedad por parte de esta Intervención", sostuvo.