El tiempo - Tutiempo.net

La caída del valor de referencia del petróleo que se extrae mayormente en nuestra región, afecta a la principal fuente de ingresos de Santa Cruz, que tiene en las regalías de lo que produce, el financiamiento fundamental para su economía.

Los precios del petróleo cayeron el viernes pasado cerca de un 1% debido a un incremento de la oferta global y la preocupación de los inversores por la posibilidad de una ralentización del crecimiento de la demanda, mientras que el contrato WTI sumó su mayor racha de bajas diarias desde 1984.

El WTI perdió 48 centavos, o un 0,8 por ciento, a 60,19 dólares por barril, tras caer a menos de 60 dólares, su menor nivel en ocho meses. El contrato tocó un piso de 59,26 dólares, una baja de más de un 22 por ciento desde su máximo en octubre. Eso lo dejó en territorio de "mercado bajista", una definición usada en el mercado bursátil.

La inflación de las fábricas en China se desaceleró por cuarto mes consecutivo en octubre, en medio de un enfriamiento en la demanda doméstica por materias primas y la debilidad de la actividad manufacturera, lo que subraya la presión económica ante las fricciones comerciales con Estados Unidos.

El petróleo tocó sus máximos en octubre por preocupaciones de que las sanciones de Estados Unidos a Irán que entraron en vigor esta semana pudieran privar al mercado petrolero de volúmenes sustanciales de crudo, reduciendo inventarios y provocando escasez en algunas regiones.

Sin embargo, otras potencias petroleras, como Arabia Saudita, Rusia y productores de esquisto como Estados Unidos, han elevado la producción en forma constante, compensando con creces los barriles iraníes perdidos.

Estados Unidos, Rusia y Arabia Saudita están bombeando ahora en o cerca de máximos históricos, con una producción de más de 33 millones de barriles por día (bpd), un tercio del crudo mundial.