El tiempo - Tutiempo.net

Se trata del magistrado de las Heras, Eduardo Quelín, quien este fin de semana chocó y abandonó el lugar del hecho. El gremio de Judiciales y Encuentro Ciudadano le reclaman al TSJ que analice una sanción y hasta hablan de pedir un jury.

El juez de Instrucción de Las Heras, Eduardo Quelín, volvió a ser noticia cuando se conoció que el sábado chocó contra un vehículo en el que viajaba una familia con niños. El dato que generó indignación fue que, al parecer, el magistrado habría huido del lugar y no se le habría practicado la prueba de alcoholemia.
Por esto, Quelín fue denunciado penalmente, acusado de abandono de persona, una figura con la que ya se le había endilgado cuando el año pasado atropelló a una menor de edad en Perito Moreno, a la que tampoco asistió.


En esa ocasión, la diputada de Encuentro Ciudadano, Gabriela Mestelán, había pedido al Tribunal Superior de Justicia que iniciara una investigación y ahora, luego del nuevo choque que protagonizó, le dijo a La Opinión Austral que volverá a insistir con un proyecto que podrá ser tratado sobre tablas.
“Lo de Quelín y su nivel de impunidad es lastimoso”, definió la diputada, marcando que “no podemos olvidar cuando atropelló a una criatura de doce años y así como la atropelló, siguió viaje porque estaba apurado y llamó a alguien de su propio juzgado para que lo autorizara a seguir viaje”.


La legisladora contó que durante un tiempo tuvo diálogo con la familia de esa nena, aunque desconoce qué grado de avance tuvo la causa penal contra el juez lasherense. “Evidentemente no tuvo un mínimo apercibimiento, ni que hablar de un juicio político porque hizo abandono de persona”, lamentó Mestelán.
Asimismo, anunció que esta semana “vamos a hacer un proyecto para pedir sobre tablas, en la próxima sesión, que el Tribunal Superior actúe de oficio frente a las impunidades”, pero además indicó que la actuación del magistrado tiene dos dimensiones, la otra habilitada por Tránsito Municipal que “no le retiene su licencia”, ya que como conductor “es un peligro”, lanzó.


Hay que recordar que, al margen de los incidentes de tránsito que protagonizó, Quelín está denunciado por la Asociación de Empleados Judiciales “3 de Julio”, que lo acusa de violencia laboral y persecución. En tanto que, en términos judiciales, también este año el juez de Recursos Miguel Angel Meyer pidió al máximo tribunal santacruceño que sancionara al juez por haber “armado” una causa contra 137 policías a los que Quelín procesó, según entiende Meyer, sin fundamentar cuáles eran las pruebas.


Para el referente de la CTA y ex secretario general de Judiciales, Juan José Ortega, “más allá del hecho, que es repudiable, ya en una gira que nosotros hicimos por zona norte con la Comisión Directiva, este juez nos mostró un arma que tenía en su escritorio y eso lo pinta, lo que marca como persona es lo que es como juez”.


Para Ortega, la cuestión a resolver viene de la mano con el debate en el Consejo de la Magistratura, respecto de “los exámenes que tienen que ser secretos, que se respete el orden de mérito y no que queden por afinidad política, que haya audiencias públicas”, en definitiva, “democratizar la elección de los jueces”.
Para finalizar, el dirigente opinó que Quelín “ha sido en su trayectoria esto, un poco el juez del pueblo y se ha manejado con total arbitrariedad”.