El tiempo - Tutiempo.net

Un ministro del gobierno interino de Brasil admitió que existe "preocupación" en el entono de Michel Temer ante la posibilidad de que la suspendida presidenta Dilma Rousseff pueda regresar al poder. 

 

"Sí, preocupa. Hay preocupación", confesó el ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, al ser consultado en una conferencia de prensa sobre rumores que indican que algunos senadores que avalaron la apertura del juicio político a Rousseff votarán en contra de la destitución al cabo del proceso.

 

Quienes aspiran a la destitución necesitan reunir en la votación definitiva 54 votos sobre 81 posibles, los dos tercios de la composición del Senado. La apertura del proceso se aprobó por 55 votos contra 22. Dos senadores que avalaron la puesta en marcha del proceso han sugerido que podrían votar en contra de la destitución y en el gobierno interino de Temer crece el temor de que haya más fugas de voluntades y Rousseff termine absuelta.

 

"Estamos a unos 60 días de la votación (definitiva) y, por lo tanto, vamos a escuchar muchas manifestaciones que no esperábamos", declaró Padilha. El ministro consideró que "la premisa es la voluntad de la mayoría de la población brasileña", a la que le adjudica una opinión favorable a la destitución de la mandataria.