El tiempo - Tutiempo.net

Desde París, Samper anunció que la próxima semana habrá una nueva reunión de mediación entre el gobierno y la oposición de Venezuela, que podrían verse cara a cara. Asegura que el Papa se ofreció a colaborar con el proceso.

 

El secretario general de Unasur, Ernesto Samper, reveló ayer en París que la próxima semana habrá una nueva reunión de mediación entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, que podrían verse cara a cara. Además, dijo que el diálogo entre ambas partes es una obligación.

 

“La semana entrante está previsto un segundo encuentro sobre Venezuela”, anunció Samper, que participa en un foro de una semana sobre América Latina y el Caribe, organizado por Francia. “El primer encuentro fue de diálogos alternativos entre los tres facilitadores con el Gobierno y la oposición. Esperamos que ya la semana entrante pueda haber una reunión entre ellos’’, señaló y agregó que todavía no se ha decidido el sitio donde se llevará a cabo el cónclave y se abstuvo de dar precisiones sobre su formato. El secretario general del bloque, cuya sede está en Quito, escribió en su cuenta de Twitter: “El diálogo en Venezuela no es una concesión sino una obligación del gobierno y la oposición para llegar a un acuerdo sobre lo fundamental’’. Luego, agregó que lo fundamental en Venezuela es la continuidad democrática, la paz social, recuperación de la economía y la reconciliación de los venezolanos.

 

El ex mandatario colombiano (1994-98) indicó por otra parte que se había reunido en la capital francesa con el canciller del gobierno interino de Brasil, José Serra, tras la polémica que sostuvo con Brasilia en torno a la suspensión del cargo de la presidenta Dilma Rousseff. También indicó que el papa Francisco, con quien la semana pasada tuvo una audiencia en el Vaticano, ofreció toda su disposición para colaborar en lo que fuera necesario para superar la grave crisis de Venezuela.

 

La intervención de Samper se relaciona con el pedido de la oposición en Venezuela de la realización de un referendo revocatorio del presidente Nicolás Maduro y que el Gobierno calificó como un proceso inviable. Asimismo, el país petrolero vive una severa escasez de alimentos y medicinas, con una inflación considerada como la más alta del mundo (180,9 por ciento en 2015 y proyectada por el FMI en 700 por ciento para 2016) y altos índices de inseguridad. “La mediación tiene tres cometidos: abrir un proceso de verdad y justicia sobre los hechos de violencia, abordar el tema del equilibrio institucional de poderes para superar el diálogo de sordos entre el gobierno y la asamble y encontrar fórmulas inmediatas para aliviar la condición económica y social de los venezolanos’’, afirmó Samper.

 

Luego de reunirse con el Papa en Roma, Samper ya había dicho que estaba trabajando con equipos en la exploración de dos materias que considera fundamentales para poder asegurar la continuidad de la institucionalidad en Venezuela. “La primera es en el tema económico, y para eso un grupo de economistas que convocamos está preparando una propuesta para acercarle a Nicolás Maduro. En segundo lugar, hay una misión de carácter político que busca acercar a la oposición y el gobierno alrededor de temas concretos como el tema de Verdad y Justicia, que se establezcan las responsabilidades de los hechos de violencia que hoy tienen detenidos a algunos dirigentes y que a partir del establecimiento de esa responsabilidad y de la visibilización de las víctimas se puedan adoptar una serie de medidas inmediatas de perdón y de justicia”, señaló el secretario general.

 

Unasur informó esta semana de las recientes reuniones separadas de tres ex mandatarios con representantes del gobierno y la oposición venezolanos para buscar el marco para un diálogo nacional. El ex jefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los ex presidentes Leonel Fernández de República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá, que actuaron a instancias de la Unasur, fueron los que se reunieron con representantes del gobierno venezolano y la coalición opositora Mesa de Unidad Democr tica (MUD), lo que constituye el primer esfuerzo por acercar a los actores del conflicto político en Venezuela. A la reunión, que se conoció gracias a filtraciones de la cadena chavista Telesur y del opositor diario El Nacional, asistieron por el lado del chavismo, el diputado Elías Jaua, la canciller Delcy Rodríguez y el alcalde del municipio Libertador (centro oeste de Caracas), Jorge Rodríguez. Por la MUD, se presentaron los parlamentarios Luis Aquiles Moreno, Alfonso Marquina y Timoteo Zambrano. “Zapatero, Fernández y Torrijos están actuando como facilitadores en nombre de Unasur, estamos avalando estas gestiones”, comentó Samper.

 

Durante la semana varios ex presidentes, organismos regionales y diversos Gobiernos de todo el mundo pidieron que se active un diálogo entre Maduro y la oposición, buscando reducir la tensión que se vive en la nación sudamericana.