El tiempo - Tutiempo.net

Hace una década se pensaba que la producción de oro y plata en San José no superaría los cinco años. Según Roberto Cacciola, presidente de Minera Santa Cruz, los descubrimientos de vetas y la mejora de procesos seguirán ampliando la continuidad de la iniciativa.

San José es un proyecto maduro, con desafíos asociados a su consolidación, según la mirada de Roberto Cacciola, presidente y director general de Minera Santa Cruz. El proyecto está a cargo de Minera San José, surgida de la asociación de dos empresas con mucha experiencia: Hotschild Mining (operadora del proyecto) y McEwen Mining (que lo descubrió y participa en un 49% de Minera Santa Cruz).

 

A decir de Cacciola, se trata de un caso típico de depósito epitermal de baja sulfuración. “Nuestros productos finales son concentrados y doré en proporciones casi idénticas. Hoy estamos en la capacidad máxima de la planta, que se duplicó en 2009 y actualmente es de 1.650 toneladas”, precisa el directivo.

 

Con cerca de 1.200 empleados directos, el emprendimiento se ubica bien al norte de Santa Cruz, cerca de la localidad de Perito Moreno. “Entre 1997 y 2000 se llevó a cabo el proceso de exploración, y en 2001 arrancamos el diseño de la iniciativa. Mientras que en 2006 se avanzó a la etapa final de construcción, iniciamos la operación en 2007”, repasa.

 

Originalmente, indica, la vida útil era de cuatro o cinco años. “A partir de los hallazgos de vetas y de los hitos de certificaciones, ya llevamos una década de producción. Tenemos reservas para otros cuatro años y recursos totales para siete más”, proyecta. La idea, afirma, es seguir apostando al futuro, con el foco puesto en la continuidad de la exploración, buscando nuevos targets dentro del yacimiento y en áreas cercanas. “No solamente estamos trabajando en dos nuevas vetas en San José (Odín y Molle), sino también en un proyecto a 15 kilómetros cuyos datos preliminares son alentadores. Pensamos iniciar una campaña exploratoria allí el año que viene”, detalla.

 

Las exportaciones del complejo, resalta, son el 100% de su producción. “Contamos con un mercado diversificado (incluyendo a Estados Unidos, Suiza, Bulgaria, Perú y Corea del Sur)”, apunta.

 

El año pasado, comenta, San José alcanzó un récord productivo. “Estamos obteniendo unas 200.000 onzas equivalentes de oro y plata. Y a mediados de 2018 queremos poner en marcha un relleno hidráulico sin antecedentes en el país para lograr una mayor eficiencia y extender la vida útil del yacimiento”, anticipa.