El tiempo - Tutiempo.net

Se realizó un panorama del funcionamiento de la Zona Franca industrial y mayorista-minorista  Río Gallegos, y se lanzó la inscripción para potenciales usuarios de aquí al 11 de abril. Hay 16 locales dentro del primer módulo comercial para el caso de los minoristas, y para la industria y los mayoristas, alquiler de terrenos para construir sus negocios y establecerse respectivamente. 

Encabezada por el presidente de la empresa Francisco Heredia  Lafuente; el ministro de Economía Juan Donnini y de la Producción, Leonardo Alvarez, presidente y vicepresidente del Comité de Vigilancia, ante un importante marco de empresarios, comerciantes y emprendedores, se lanzó la inscripción para potenciales usuarios de la Zona Franca industrial, comercial minorista y mayorista.

El empresario dedicó parte de la presentación a explicar la inversión en infraestructura, los distintos predios, módulos y galpones y sus respectivos usos, ante una sala repleta de empresarios y comerciantes de Santa Cruz reunidos en el Hotel Patagonia para escuchar los requisitos y la modalidad a adquirir para poder ser usuario de  la zona libre de impuestos.

En estos predios se pueden alquilar espacios para almacenamiento de mercaderías, montar industrial o asentar oficinas comerciales o show room; todo en una infraestructura, que según relató el empresario es de “primer nivel, sumándose de esta forma a las zonas francas más avanzadas del mundo”

Heredia remarcó que “fundamentalmente lo más importante es lo industrial, las zonas francas se inventaron como un facilitador industrial de la nación, en este caso yo puedo traer maquinaria del exterior -incluso usada- y establecer mi zona de producción dentro de Zona Franca para exportar mis productos”.  Pero además, y dando la posibilidad de participar a todo el territorio regional, se podrán introducir materias primas desde el Territorio Aduanero General.

La otra actividad que también estará situada del lado de los predios industriales es posible importar o almacenar productos para destinarlos tanto al mercado interno como reexportarlos a terceros países. Mientras que en el predio de Río Gallegos exclusivamente se agrega la posibilidad de comercio minorista, que permite comercializar una amplia gama de rubros, incluyendo automóviles y materiales de construcción. Los permisionarios pueden acceder a un local en el centro comercial o edificar su propio establecimiento.

En este marco se detallaron los requisitos para aquellos que deseen ser usuarios de la Zona Franca Santa Cruz, a partir de hoy y hasta el 11 de abril para el caso de los minoristas que quieran uno de los 16 locales que estarán ubicados en el primer módulo comercial de la zona franca, o los mayoristas e industriales que deseen alquilar un terreno para construir sus propias instalaciones.

En cuanto a la logística para importar y exportar productos se explicó que podrán utilizarse y estarán habilitadas tanto las rutas provinciales y nacionales como los puertos patagónicos para poder utilizar, en el marco de la normativa de Zona Franca, hasta bien exista en Punta Loyola la posibilidad de generar la adaptación del puerto.

 Los usuarios deberán presentar una solicitud al concesionario con los datos de los integrantes en caso de ser personas físicas, de los socios o integrantes del directorio en caso de ser una sociedad, actividad o giro especial que desea desarrollar, estatuto societario, referencias bancarias, comerciales o industriales que acrediten la necesaria solvencia y experiencia, instalaciones que desea construir o alquilar con sus especificaciones técnicas, inscripción como importador-exportador y la constancia de Cuit.

Cabe destacar que en el caso de la venta minorista existirá para los clientes de ese sector un límite de compra mensual que no excederá los $ 300 mensuales y $ 150 en el caso de los menores de edad, mientras que en el caso de ser residente santacruceño se podrá acumular los montos de un máximo de 6 meses para poder realizar una única compra, asimismo se establece la posibilidad de comprar un auto cada cinco años.

 

Usuarios

En este marco se establecen tres tipos de usuarios en lo que será  la “jerga” dentro de la Zona Franca, en primer lugar el Usuario Directo que es aquel que ha perfeccionado un contrato con el concesionario que lo autoriza a realizar actividades en el ámbito de la ZF minorista; el pervisionario que es el que perfecciona un contrato con el concesionario que lo autoriza a realizar actividades en el ámbito de la Zona Franca minorista. Finalmente el usuario indirecto será aquel que ha perfeccionado un contrato con un usuario directo previa autorización del concesionario, el cual lo autoriza a realizar  actividades dentro de la jurisdicción  de ese Usuario Directo en la ZF Mayorista.

Las zonas francas en Río Gallegos tienen una superficie de 200 hectáreas en las afueras de la capital provincial en una situación inmejorable, de fácil acceso al puerto marítimo de Punta Loyola al Aeropuerto de Río Gallegos, a la frontera con Chile y a las rutas 2 y 40, principales vías de comunicación de la Patagonia. En este sentido se espera que la inauguración del primer módulo, dentro de aproximadamente cinco meses, sea el principio de una estructura que vaya ocupando terreno y generando nuevas alternativas industriales, comerciales y de desarrollo para la ciudad y la provincia. La  semana que viene se realiza la misma presentación en Caleta Olivia.