El tiempo - Tutiempo.net

Es el ex arzobispo de Washington, Theodore McCarrick, de 88 años. Francisco ordenó que permanezca recluido y apartado de sus funciones hasta que se aclaren las denuncias.

El Papa Francisco aceptó la dimisión del cardenal estadounidense Theodore McCarrick, de 88 años y suspendido del ministerio tras ser acusado de abusos sexuales, anunció este sábado la Santa Sede en un comunicado. El pontífice ordenó al mismo tiempo que el arzobispo emérito de Washington permanezca apartado de sus funciones y en un retiro de oración y penitencia hasta que se aclaren en un juicio canónico las denuncias contra él.

"El Santo Padre recibió la carta en la que el cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington (EE.UU.) presentaba su dimisión como miembro del colegio cardenalicio", señala el comunicado publicado por la sala de prensa del Vaticano.

"El papa Francisco acepta esta renuncia del colegio cardenalicio y ordenó su suspensión de cualquier ministerio público, con la obligación de permanecer en una casa, que todavía debe serle indicada, para llevar una vida de oración y penitencia hasta que las acusaciones en su contra sean examinadas en un juicio canónico regular", agrega el texto.

McCarrick, un sacerdote que fue ascendido a obispo y arzobispo en la archidiócesis de Nueva York antes de su traslado a Washington en 2001, es uno de los cardenales estadounidenses más conocidos en el ámbito internacional.

Aunque está oficialmente jubilado, seguía viajando, sobre todo para defender temas de derechos humanos. Había sido particularmente activo a la hora de defender las medidas tomadas contra los curas pederastas en Estados Unidos.

En un comunicado publicado el 20 de junio, el cardenal Timothy Dolan de Nueva York explicó que su diócesis había recibido denuncias de supuestos abusos de McCarrick que se remontaban a "casi 45 años". (Clarín)